Escanear para descargar
la aplicación Electra
Artículo
20º mayo 2022
¿Un vehículo eléctrico se devalúa de la misma manera que un vehículo de combustión?

Antes de comprar tu vehículo, es común pensar en la opción de revenderlo en un futuro cercano o lejano, sin embargo, podemos preguntarnos por el valor que tendrá nuestro vehículo eléctrico en 5 años en comparación con un vehículo de combustión, y cuáles son los elementos que entran en juego en la desvalorización de este vehículo.

decote

Históricamente, hay una gran devaluación ... de los vehículos eléctricos más antiguos que han quedado rápidamente obsoletos. Hasta un 70-80% de devaluación durante los primeros tres años después de la compra del Citroën C-Zero, Mitsubishi i-Miev y Peugeot iOn triplet, esto ya no es relevante. De hecho, muchas alternativas han llegado desde entonces al mercado, impulsadas por la lucha contra el calentamiento global, la gestión de las multas de "CO2" relacionadas con el estándar CAFE y, por lo tanto, la política de bonus-recargo, que beneficia en gran medida a los vehículos eléctricos, de 1000€ a 5000€ (cifras actualizadas desde el 1ro de julio de 2022).

La oferta y la imagen de los coches eléctricos en alza... ¡El precio de los coches eléctricos de segunda mano sigue el mismo camino! 

Al hablar de las múltiples alternativas existentes en el mercado, es imposible no mencionar la marca californiana Tesla. Los Model S, 3, X, Y nuevos son muy populares, pero también los de segunda mano. ¡Su valor a veces puede ser más importante que el valor de uno nuevo ! Lo mismo para el Mini Cooper SE eléctrico, muy popular y apreciado; también se podría pensar en el Honda e, otro coche urbano eléctrico muy "a la moda". Impulsada por la normativa de CO2, la oferta sigue aumentando, dentro del grupo Stellantis, BMW, VAG (VW, Audi, Skoda, Seat), Honda, Mazda... así, esto tiene un impacto directo en la oferta de segunda mano.

Vehículos eléctricos cada vez más versátiles

Apenas cien kilómetros de autonomía... Este es un pensamiento de otra época. Los coches ahora abundan en plataformas dedicadas, con baterías por debajo del vehículo y grandes distancias entre los ejes. Por lo tanto, las baterías son de mayor tamaño; la autonomía progresa ampliamente, y entonces ¡el miedo a quedarse sin energía disminuye!

El aumento en la tasa de producción de celdas de baterías ha hecho que los precios de las baterías se desplomen y ha limitado el aumento de precios de los últimos automóviles lanzados. La versatilidad aumenta mientras los precios bajan, ¡todo sobre ruedas!

Así, un Renault Zoé con una batería de 22 kWh de capacidad cuando se lanzó en 2013, en 202 llega hasta 52 kWh y todo sin grandes cambios estructurales. Cabe destacar que el precio de este Zoé y sus 52 kWh se encontraba a partir de 32 000€ en 2020, sin incluir el bonus y prima de conversión, frente a los 35 350€ de los 14,5 kWh del Peugeot iOn diez años antes.

Estos últimos Zoé muestran un ejemplo flagrante del progreso de los vehículos eléctricos, un progreso que ahora parece estar estabilizándose, al menos en el núcleo del mercado de vehículos eléctricos. La oferta de segunda mano se desarrolla entonces, al igual que la compra media en este sector. 

¿Quieres hacer una compra ecológica ahora mismo? El mercado de segunda mano te espera. 

La crisis de la Covid-19, la escasez de componentes electrónicos, son elementos que actualmente impiden a los concesionarios tener visibilidad en lo que respecta a los tiempos de entrega de los vehículos. Los modelos eléctricos son generalmente favorecidos, en particular para limitar las multas de CO2 mencionadas anteriormente.

Además, debido a los largos plazos de entrega en el mercado de coches nuevos, la atracción por los vehículos usados de cero emisiones es considerable en este momento. Por lo tanto, su devaluación podría disminuir significativamente ...

Último obstáculo para la compra de un vehículo eléctrico: el estado de la batería. Existen soluciones.

Un fenómeno en el centro del relativo desencanto de los coches eléctricos en el mercado de segunda mano: ¿cómo garantizar el buen estado de la batería en los coches potencialmente ya tecnológicamente obsoletos? Los fabricantes están poniendo en marcha algunas soluciones. Por ejemplo, Renault, que ha configurado un "certificado de batería" válido durante tres meses para sus coches de segunda mano, accesible a través de la aplicación My Renault. Esto permite conocer el estado de la batería... La idea también fue adoptada por Moba, ex "la Belle Batterie"; el especialista en baterías VE que proporciona un certificado de evaluación del estado de desgaste de la batería, dando una garantía al comprador de vehículos usados, ya sean individuales o profesionales. Suficiente para quedarse tranquilo con el potencial actual de autonomía del vehículo deseado.